Escudo CicloAxarquía Colabora: olinet.es

Crónica

08-ago-2004

Cútar

" 5 formas de regresar "

Que bonito meneo se han “marcao” los globeros. Mientras sacaban las monturas de los carros, pasó José Antonio “Zabel” con el maillot de La Pandera y la GT rodadora, quien no se dio cuenta de que los globeros estaban de cuerpo presente por no estar acostumbrado a verlos de amarillo y azul. Una vez encendida la megafonía a tope, se dio la vuelta y se unió a la etapa hasta Torre del Mar. Pasamos lista:

  • Juan
  • Alfonso
  • Ramón
  • José Antonio
  • Sebastián (se incorporó en ruta)
  • Rafa

Aunque el viento a favor no era imponente, achuchaba lo suyo. La media rondó los 30-32 km/h. Juan está entrenando algo menos de lo esperado por las vacaciones; es cuestión de tiempo para que se lleve los puntos en juego. Ramón sigue rodando a lo científico, vigilando pedalada a pedalada, cambiando calas, controlando todo para que la bisagra que chirriaba el año pasado entre en razón. Alfonso está como siempre, con algo de tripita festivalera, pero apretando en los "farzollanos" y esperando en el llano, como si de mini-series se tratara. José Antonio tiene el síndrome “post-quebrantahuesum”, y es que esa etapilla (su tercera consecutiva) hace pupita en lo físico y en lo psíquico (o sea, “se maura to entero”). Y por último, aunque Rafa se reserva algo más que antaño, siempre se pega algún festival en alguna rampita.

A la altura del Camping divisaron a un globero de rojo y blanco que puso en fila a José Antonio y Alfonso. Los “cuentas” no bajaban del 4. Ramón, Juan y Rafa mantuvieron un ritmo inferior entre 34-37 para ver la movida en primera línea. Una vez hecho los honores se reagruparon pasado Almayate.

En Torre del Mar se despidió José quien tenía previsto llanear, pero prometió volver a maurar en grupo en cuanto se prepare un poco. Esperamos que no se prepare demasiado, porque este globero "medio entrenao na más” te maura de lo lindo.

En la estación de autobús se escucharon peticiones de clemencia al locomotora. El viento ya no estaba favorable y el calentamiento se intensificaba en instantes, así que a un rodar más de amigo llegaron a Trapiche. A partir de aquí los galgos se animaron. Alfonso y Rafa metieron unos patadones a las bielas que casi las doblan. Ambos marchaban sin maurómetro, a lo que diera la caldera. Por detrás Juan y Ramón confirmaron su enlace globero y se puede decir que son pareja de hecho. Pasado pocos kilómetros la Moto-1 adelantó a un globero con una Cannondale negra vestido con casaca azul y amarillo de Paternina de Almería; aunque le saludaron, los ritmos eran muy diferentes. Sin embargo se pegó al a Moto-2 hasta Benamargosa.

En Benamargosa pararon para reagrupar. Llegaron en 1:00 h clavada. Invitaron a Sebastián a café y así contarse batallitas globeras. Se extrañó que se parara a tomar café a la ida, pero esas costumbres son bien intencionadas, más que por el café es por el reagrupamiento globeril.

Con la guasa habitual partieron hacia Cútar. Mientras calentaban motores unos globeros de Torre del Mar también amigos de Sebastián pasaron a los globeros. No pasaron muchos kilómetros hasta que Alfonso apretó los piños en busca de algún trofeo. Sebastián cogió rápidamente rueda y Rafa también. La pareja de hecho reservó para la vuelta contra el viento. El ritmo de los tres era intenso. Las coronas que se manejaban eran pequeñitas. Los cuentas veían el número 2 en repetidas ocasiones. En una curva retorcida Alfonso arrancó la moto y se marchó. Sebastián intentó seguir no iba cómodo. Rafa seguía a su tran-tran. En algunas curvas largas se veía como Alfonso recortaba distancias a uno de los globeros de Torre del Mar. Sebastián subió a lo campeón hasta que en Cútar notó como si he hubiera venido el periodo y bajó el nivel de maúre. Rafa le adelantó y mantuvo el mismo tren hasta arriba. Pasado el bache Sebastián se recuperó un poco e incluso metió el plato para recortar tiempo en control, pero no le sentó bien. Al final llegó Alfonso con uno de los escapados, seguido de Rafa a menos de 2 minutos y a 1 Sebastián. Algo después llegó la parejita.

Faltaba por decidir la opción de vuelta. Ya se había desechado La Pared por motivos evidentes de falta de maúre. Quedaba volver por Torre del Mar, aprovechando para acompañar a Sebastián (un tío muy salao), o por los Arroyos del Capitán, o por Benamocarra. Al final ganó la primera opción.

Bajando El Borge se despistó Alfonso. Una vez superada el primer rampón avisaron a la cabeza de carrera de que faltaba un corderito. Sebastián se volvió generosamente a comprobar que había pasado. Pasada la curva dio con él.

Varios relevos y achuchones en las rampas hasta llegar al cruce de Benamocarra. En algunos momentos se rodó a 40 en fila. Luego en la carretera nacional otro tanto de lo mismo pero a menor intensidad, sobretodo vigilando a Juan de que no se descolgara. En la gasolinera de Repsol improvisaron una paradita a por agua. Alfonso y Rafa llevaban los bidones secos.

En Torre del Mar se despidió Sebastián muy animado por la etapa. Próximamente (cuando arregle su PC) visitará nuestra web y se apuntará a la lista de correo para estar informado de nuestras salidas. Sería un gran fichaje.

Lo que restaba de ruta era viento en contra. Alfonso y Rafa se encargaron de mantener un ritmo agradable entre 28-30 km/h para marcar un total de 2:45 h a una media de 27,4 km/h.

Cronista: Rafa.

Grupo amigos ciclistas La Axarquía bicicleta carretera Rincón de la Victoria Torre del Mar Vélez Torre de Benagalbón