Escudo CicloAxarquía Colabora: olinet.es

Crónica

16-ago-2004

Ventas de Zafarraya

" ¡Qué nos vamos a la feria! "

Media hora antes de lo acostumbrado partieron ...

  • Juan
  • Alfonso
  • Guille
  • Eduardo
  • José Antonio
  • Sebastián
  • Rafa

Hoy amaneció con niebla. La humedad se masticaba. Sebastián no sabía que hoy se salía media hora antes, así que no enganchó con el grupo hasta el café del Puente Don Manuel.

La partida no tuvo hechos destacados. Tan solo algunos problemas mecánicos de última hora con pinchazo incluido. En la bajada de la Kaka se animó un poco el ritmo por la inercia y se cortó el pelotón, pero antes de Torre del Mar ya marchaban juntos otra vez. José Antonio no está todavía maurible para afrontar retos fuertes, así que acompañaría hasta el Puente Don Manuel. Con sucesivos relevos tomaron el cruce de Benamocarra con bastante adelanto sobre el horario previsto. A Rafa le llamaron al orden un par de veces por correr mucho, y es que hoy la Directora le tenía preparada unas series en El Real de la Feria.

Llegan a la Loma de San José en 1:20 h. con Alfonso por delante quien pegó un sprint en la última subida, mientras Guille y Rafa se limitan a mirarle los vaivenes del culo de allá delante. Poco después aparecieron José, Eduardo y Juan. Aprovechando la paradita estuvieron planeando otra etapa para el próximo jueves.

En el bar del puente tuvieron otro pinchazo (el segundo de Alfonso). Esta vez en la delantera. Mientras tanto, aparecía Sebastián calculando que por la ruta indicada cogería a los “escapados” en breve.

José se volvió a la Sede, mientras el resto suplicaban clemencia al viento. Éste se puso de frente con media intensidad. Lo bueno, que mitigaba el calor. La niebla de la playa no pasó por allí, y los cascos ardían como barbacoas. Nada más arrancar Rafa se despega intentando mantener un ritmo cadencioso con el 23. Un par de kilómetros después se pega Alfonso. El viento era terrible. Por atrás venía Sebastián, Guille, Juan y Eduardo. Rafa llevaba la bomba a 180 p/m. Alfonso primero cogió aire y unos tres kilómetros después dio un relevo. Cuando se ponía en pie era difícil seguirlo, aunque sentado con el 21 era llevadero. Pasado 1,5 km Rafa le devuelve el relevo. Venía la fuente y decidieron no pararse para no cortar el ritmo. Luego Alfonso vuelve a ponerse delante pero en esta ocasión Rafa no le sigue ya que no pretendía subir el ritmo más de lo que al principio.

En los zig-zag se podían ver las diferencias entre los globeros. No eran muy acusadas. Al final llegó Alfonso en 2:17 h, seguido a un minuto de Rafa, algo más vino Sebastián, luego Guille, Juan y Eduardo, quien confesó que este año sólo llevaba unos 3.000 km; un acumulado muy bajo para un globero de su categoría.

En la gasolinera repusieron líquidos y barritas de chocolate. Alfonso no estuvo acertado comprando una botella de agua extraña con algo de limón. El caso es que se cayó al suelo (estando cerrada) y se puso a hacer burbujas como si fuera jabón concentrado. Le gustó tan poco que a la vuelta tenía la tripa jodida.

La bajada fue un gustazo. Un buen rato sin dar pedales. La vuelta la hicieron por el mismo sitio hasta que llegaron a La Trampa. Como no hizo tanto calor, no tuvieron que repostar más veces. En el llano había un vientazo de cojones. Sebastián y Rafa se pusieron a dar relevos. Como siempre, al principio a 44, luego a 42, luego a 30. Por el Trapiche a 38. Recibieron un toque de atención y bajaron algo más. Luego confesaron estar mauros un par de globeros y los llevaron a 28 para que nadie quedara descolgado.

En Torre del Mar se despidió Sebastián. Afortunadamente tocaba viento a favor. Juan estaba bastante entero y se encargó de poner el ritmo a la vuelta. La media fue de 30-32. Rafa le siguió, pero Guille, Alfonso y Eduardo se quedaron. Bajaron la marcha para enganchar, pero luego se cortaron otra vez, así que optaron por seguir cada uno a su viento. Rafa no le quiso dar relevos a Juan para que el segundo marcara su ritmo. Más tarde Eduardo enganchó con la Moto-1 y relevó. En esto que un globero de azul, probablemente el que ayer se dio el pasón con la babosa en Canillas, pasó como una bala. El trío no se inmutó, pero cuando le tocó relevar a Rafa se puso cachondo y metió un poco de leña hasta colocarse a 38 otra vez. Cuando ya lo tenía a tiro apretó hasta 42, pero faltando unos 50 metros cortó el grifo ya que no había suficiente distancia hasta la Meta para tocarle los “guevos” (jejeje).

A final salieron unas 3:45 h para 95 km (media de 25,3 km/h).

Cronista: Rafa.

Grupo amigos ciclistas La Axarquía bicicleta carretera Rincón de la Victoria Torre del Mar Vélez Torre de Benagalbón