Escudo CicloAxarquía Colabora: olinet.es

Crónica

10-abr-2005

Salto del Negro

" El negro la tiene muy grande (la pendiente) "

Con viento semi-huracanado y el fresquito que con ello arrastraba partieron los siguientes:

  • Juan
  • Pepe
  • Alfonso
  • Rafa

El tortazo de aire tan temprano dejó a los globeros algo dubitativos. El calentamiento a 20-25 era bastante revelador. Menos mal que comenzaron unos relevillos frecuentes y acompasados, que animaron al personal a rodar a una media de 28 para entrar en calor cuanto antes (y contra el viento).

Alfonso está como tocado por los dioses del olimpo globero. El pulso no le sube, así que puede ser por: que esté super-mauro, o que esté super-entrenao. Sea como fuere, está como un chaval y en casa lo agradecerán. Juan sigue aguantando la vela. Pocos globeros son tan constantes como él. Pepe regula cada vez mejor, entrando al trapo en los momentos justos donde sabe que puede salir airoso, con la clara desventaja de moverse con una babosa-trucada entre tanta flaca. Y Rafa estaba algo pocho ya que durante la semana pasó una “cagalitis-aguditis”, marcando el record del año con un pulso de 192 en una tachuela camino de Triana (mientras Alfonso iba por 149). Pero su problema hoy era que tenía partido de basket a las 12:30 y no podía entretenerse mucho. Por ello acordó llegar a Benamargosa solamente el muy cobarde.

Una vez llegados al Bar El Cruce en Trapiche, el viento cambió un poco y lanzó a Rafa con el platazo casi a 40 por esas carreteras del demonio. Alfonso se dio cuenta algo tarde pero fue a por él. Pepe y Juan vigilaban a los niños de cerca. Sin muchas guerras pero con alguna que otra prueba de “potencia” llegaron a Benamargosa en 1:15 h.

Allí se despidieron Alfonso y Rafa. Juan y Pepe continuaban con el cachondeo como estaba planeado. Lo que ocurre es que con el viento les debió entrar el cague y cambiaron la ruta por otra más dulce. El Salto del Negro era mucho salto (o mucho negro), así que deciden continuar hacia Cútar, subida muy agradable –no deja el cronista Pepe de repetirlo-, llegando al alto en 1h 58. Paran para disfrutar del paisaje y reponer fuerzas, buscan almendras –que en esta época están especialmente apetitosas- y continúan hacia Vélez (la Pared, a la derecha, es como si se nombrase la bicha). Buen ritmo, se charla de la actualidad humana y divina; a la altura del cruce de los carriles hacia la N340 toman este atajo, también muy agradable, sobretodo con poco viento, y al llegar a la altura de la carretera de la costa, ¡ hete aquí que un "patas pelàs" con equipación del Banesto pasa a buen ritmo! No se duda un instante en alcanzar su rueda y con relevos que podían alcanzar los 35 km/h con viento en contra, (hay que aclarar que el susodicho "patas pelás" hizo los relevos más largos y frecuentes, ¡estaba en buena forma aunque no lo pareciese!). Con este trenecito llegaron sin novedad destacable en 3h 10 al quiosco de los periódicos saliendo 78 kilómetros a una media de 24,6 km/h.

Mientras tanto, la pareja con prisas volvió como las balas con el viento a favor. Casi sin pegar pedales se hacía rodillo a 37-38 km/h. Una vez llegados a la N-340 el viento se volvió a girar y se animaron en alguna ocasión al ver algún globero por delante. El tiempo total fue de 2:10 h para unos 65 km a una media de 30,0 km/h. Está bastante claro que esta mañana los globeros tenían prisa, hasta con viento en contra. Ni siquiera pararon a desayunar.

Cronistas: Pepe y Rafa.

Grupo amigos ciclistas La Axarquía bicicleta carretera Rincón de la Victoria Torre del Mar Vélez Torre de Benagalbón