Escudo CicloAxarquía Colabora: olinet.es

Crónica

19-jun-2005

Trevélez

" Juan... deja el doping "

Las previsiones climatológicas no eran halagüeñas. El calor por el sur de Andalucía estaba generalizado. Pero luego no fue tanto y se convirtió en el mejor día de los últimos sufridos por esa zona, sin terral, y con un sol presente pero no abrasador.

Sobre las 7:20 partieron con los carromatos en dirección Órgiva los siguientes Axarcos:

  • Juan
  • Pepe
  • Alfonso
  • Guille
  • Rafa

La reducción de Vélez de Benaudalla ha provocado que de una Extraordinaria en toda regla se pase a una etapa normal de domingo con 72 kilómetros y una realización por debajo de las 4 horas de rueda. Pero aunque se echó en falta el primer tramo de calentamiento, luego a la vuelta también se agradeció pasar el mismo tramo en coche evitando el viento en contra y el calor. Otra opción que se barajará para el próximo año es afrontar la subida por Torvizcón como comentó Eduardo.

Bueno, pues el desayuno fue en Vélez para no perder la costumbre. Guille y Alfonso se pusieron púos de churros y pestiños. Luego comentaron que tenían un flatito y tal...

Luego volvimos a los coches y montamos el circo a la entrada de Órgiva. Alfonso, como sabía que Rafa no tenía tiempo ni para limpiar la bici, le engrasó las cabezas de los radios y ciertos puntos estratégicos para que al menos no diera tanto por el negro con la sonajera que lleva habitualmente. Guille también tuvo algún problemilla con la cabeza y se dejó el maillot en la Sede; como se tuvo que conformar con el polo lila que tría, le bautizaron como "El Moraito de Maracai".

A las 9:30 se dio el pistoletazo de salida. Nada más pasar por la fuente primer repostaje. Alfonso y Rafa estaban llenitos y continuaron despacito calentando cuesta arriba. Al poco engancharon los demás.

Juan puso un ritmo habitual en él, aprovechando el poco calor para adelantar metros que luego va cediendo. Pero hoy, D. Juan estaba como un machote pero sin el como y se perdió de vista hasta Trevélez.

Pepe y Guille mantuvieron un ritmo más constante y conservador. No cedían mucho tiempo, pero no gastaban una pedalada en balde.

Alfonso y Rafa rodaron un ratito con un globero de amarillo y entrado en los 60 que era de la zona. Subía como el que tomaba un ascensor, sin esfuerzos. Tras comprobar su estado de forma durante unos minutos se dejaron caer para volver con los demás.

Rafa no se encontraba cómodo rodando a 12 km/h con el 30x19 y subió un puntito las revoluciones hasta el 13 buscando confort en la pedalada. Le vino de puta madre y así mantuvo esa cadencia hasta Pampaneira.

A Juan no se le veía. Alfonso fue a darle caza y luego se esperó en la gasolinera del cruce de Trevélez-Bubión para reagrupar. Rafa, que no empezó bien optó por seguir a por Juan aprovechando que había encontrado la pedalada más cómoda.

Una vez que llegaron Pepe y Guille, Alfonso los recogió y tiraron para arriba. Mientras tanto, Rafa las pasaba putas para llegar hasta Juan. Resulta que el sexagenario se había puesto a rueda del globero rural, y no había manera de recortarle metros. Iba ya por 182 p.p.m. y a la pareja que entre los dos sumaban más de 120 años cada vez se les veía más lejos. Menos mal que pasado unos kilómetros se despegaron y antes de Pórtugos consiguió darle caza o habría “reventao” el de la bici “colorá”.

Quedaba poco. Los últimos 10 kilómetros, que a priori son terribles, no lo fueron tanto ya que marchaban muy tempranito comparado con otras ediciones. La estación meteorológica de Juan marcaba 30 grados. Al final llegaron a Trevélez en 2:10 h para un total de 36 km. Cuando todavía no se habían "jincao" el primer plato de jamón llegaron el resto.

La comida fue más discreta, quizás por la hora. Llegaron antes de medio día, pero eso no quitó de que se reventaran varios platos de jamón y demás guarrerías de esas.

La vuelta fue algo cachonda, con algunas curvitas ciegas dando emoción al tema. Lo bueno es que no hubo ni una sola avería en toda la etapa. El tiempo de la vuelta fue de 1:15, pero no es todo bajada como algún globero pensó. Hay toboganes y cositas que regurgitan hasta el desayuno de la semana pasada.

Por último destacar el magnífico estado de forma de Juan, con una demostración de fondo y veteranía como la que nos dio hoy subiendo al pueblo más alto de España.

El tiempo total de la visita a la Alpujarra fue de 3:25 h para 72 km a una media de 21,0 km/h.

Cronista: Rafa.

Foto Trevélez

Foto Trevélez

Grupo amigos ciclistas La Axarquía bicicleta carretera Rincón de la Victoria Torre del Mar Vélez Torre de Benagalbón