Escudo CicloAxarquía Colabora: olinet.es

Crónica

11-sep-2005

Iznate - Cútar - Moclinejo

" Tardones con prisas "

Hoy arrancaron con algo de retraso, pero mereció la pena ya la regañina de los veterenos vía email y face-to-face a la muchedumbre hizo efecto. Con dos llamaditas a los móviles para esperar el pistoletazo, en total salieron:

  • Juan
  • Pepe
  • Alfonso
  • Eduardo
  • Guille
  • Rafa

Guille y Alfonso que venían en coche algo tarde mientras daban aviso al cuartel general por GSM. Al aterrizar se encuentran el siguiente panorama: Juan y Pepe de pie viendo como un esmerado Rafa da su primer lavado con 18 pañuelos de papel a su bici -se la compro ya hace dos años- porque ya tocaba, y se aprovecha de la oportunidad que le brindan los tres tardones. El tercero era Eduardo que también había avisado de su asistencia. Para no enfriarse arrancaron camino del Rincón al encuentro de Eduardo, pero nada más pegar dos bielas se lo encontraron de frente con una Cannondale CAAD-4 “colorá” reluciente que sacó las babas de alguno.

Salieron a ritmillo simpaticón destino iznate con viento a favor. Nada más abandonar la N-340 Rafa se pone las pilas y empieza a tirar seguido de Alfonso con algún apretón en los toboganes coronando en la venta con un tiempo bastante bueno para como están de entrenados (54 minutillos). Se espera al grupo que no tarda en llegar y aprovechando la laxitud del descenso se inicia una agradable conversación en torno de los deportes de invierno ( véase sky, trineo...) para continuar con otros temas de sociedad. Guillermo es requerido en varias ocasiones y por diferentes globeros a que de explicaciones de por qué no se pone la equipación "reglamentaria", contestando contundentemente "porque no me sale de los guevos"... pero fuentes muy cercanas a esta redacción han llegado a descubrir que el verdadero motivo es que el mallot estalla de alegría “na más” verle la barriguita. En fin, que el grupo no va creciendo en número pero si en peso y eso que Rafa se ha empeñado en romper las estadísticas y esta hecho un figurín.

Se llegó al bar de Benamocarra despachándonos con un frugal avituallamiento ya que entre la humareda de los cigarros y el vapor de los machacos de anís, no había globero que resistiera dentro del antro. Era pronto para desayunar, pero como no habría más avituallamientos hasta el regreso era necesario parar. Aun así a algunos globeros les faltaron agua.

Partimos hacia Cútar, y Alfonso, quien no recordaba “La Sorpresa”, la sufre en silencio mientras Rafa sigue avanzando cómodamente cantándole las curvas para que se viera menos “sorprendido”, pero sin llegar a una entrevista como las del amigo Ramón. A Pepe le preguntaron si notaba alguna molestia (por el día anterior), pero confesó haberse adaptado de nuevo a la bici y no notó nada extraño. La Sorpresa se la conoce de memoria y para él era cuestión de ejecutar la subida a su modo.

Después  volverían a agruparse en el cruce de Almáchar, viendo pasar al grupo Bikema hacia Benamargosa. Siguieron la marcha hacia la meta entremezclados con dichos compañeros de globerías. A la llegada Rafa y Alfonso ven como Juan inicia la bajada a lo Jerónimo gritando el muy globero: “voy a Cutaaaaaaar”. No hizo ni puto caso a la ruta. Viendo más tarde que no volvía bajaron a por el globero más guerrero y descarriado de toda la Axarquía. Además hoy se pasó el día picando a la tropa (sobre todo a Guille) para que la gente no se acostumbre a las globero-piardas. De hecho, cuando vio llegar a Alfonso y a Guille juntos les llamó con guasa “los niños de la once”, pensando Rafa que a éstos les había tocado los cupones o algo parecido, cuando en verdad se refería a que estos globeros sobre las once de la mañana emprenden el regreso con alguna excusa (jejejejejejeje).

Una vez “reagrupeadas” (algún aire se soltó también con tanta naturaleza libre), tomaron la sabia decisión de volver por la mismísma Pared. No hay quien entienda a un globero calentito. Si se programa volver por Benamocarra que es más “cariñoso”, mejor La Pared y así volvemos antes pero “reventaos” de gusto.

En el cruce de Almáchar unos globeros decían que habían cortado el paso por la cicloturista de La Tortuga, pero al final le pusimos más ganas y convencimos al agente de que nosotros en La Pared, no sabemos el porqué, pero será que es cuesta pa´rriba y no corremos mucho... y hasta vamos por la derechita y todo. El buen hombre, comprendiendo que las leyes de la física (y de la edad también) nos dejó pasar. Incluso ayudó a un globero a arrancar y a meter las calas (y todavía no estaba “empinao”, ni te cuento más tarde).

La pared sigue teniendo la misma mala idea de siempre pero cuando no se está a tope de fuerzas se paga doblemente. Alfonso se despegó enseguida, pero le faltó algo de fondo. De nuevo Rafa puso el molinillo para no cargar mas la espalda y subió un buen rato acompañado de Alfonso que al final en el último kilómetro bajó el pie para no maurar más de la cuenta.

Reagrupe en la fuente de Moclinejo. Las diferencias entre los globeros son mínimas. La forma es muy parecida y eso evita grandes pérdidas de tiempo.

La divertida bajada puso punto final a este estupendo día en el que como viene siendo habitual no se cumplió con el libro de rutas exactamente, que para eso está, para dar ideas y poco más. Con estas modificaciones salieron 3 horas de ruta para un total de 63 kilómetros a una media de 21 km/h con cuatro subiditas de 2º, 4º, 4º y 1º categorías.

 

Cronistas: Alfonso y Rafa.

Grupo amigos ciclistas La Axarquía bicicleta carretera Rincón de la Victoria Torre del Mar Vélez Torre de Benagalbón