Escudo CicloAxarquía Colabora: olinet.es

Crónica

20-nov-2005

Los Romanes

“ Habemus Calendarius 2006 ”

Asistentes de hoy:

  • Pepe
  • Alfonso
  • Guille
  • Rafa

Cada vez se nota más el fresquito matinal, y los globeros para poner remedio se enfundan los trajes largos, manguitos, guantes cubiertos y toda suerte de complementos para combatir un clima al que no estamos acostumbrados. Guille se atreve con el uniforme reglamentario que ya le falta muy poquito para que le quede de perlas.

Se sale con la ausencia del bueno de Juan quien está de médicos y análisis; sigue en dique seco hasta que el galeno, tras comprobar su recuperación, le de anuencia para saltar al cuadrilátero en perfectas condiciones para maurar al más globero. De todas las maneras y para que no se quede en tierra del todo, los compañeros globeros le llevamos en el corazón (menudo viajecito).

El ritmo de comienzo es suavecito, animándose como siempre hasta llegar a los cruceros de 30 km/h a la altura de Benajarafe. Se esperaba por allí a Luís, pero al final optó por salir más tarde al llano.

Se llega a Torre del Mar y se afronta la cuesta del Hospital sin prisas. Los globeros en general no están finos pero es esfuerzan en recuperar el buen estado de forma encargando a Rafa y a Alfonso los relevitos para ir capeando el incordioso viento de cara. Pepe y Guille no pierden comba por detrás bien tapaditos. Con buen ritmo llegan todos al cuestón previo a la Viñuela donde un intrépido Rafa se destaca con el 39x19 sin competencia hasta llegar al cruce seguido del resto del globerío.

Por fin el pantano asoma algo de agua. Se vieron patos haciendo la ronda. Pronto comienza la subida a Los Romanes, y la primera cuesta, aun con el piso en mal estado se salva sin mucho dolor sabiendo del llanito-bajada que viene a continuación. Después viene el postre con las curvitas y la carretera empinada hasta llegar al mirador. Rafa es el primero en asomarse al balcón seguido de cerca de Alfonso, Guille y Pepe que sorprendidos se interesan por la actividad entre semana del campeón y parece ser que no hace nada, solo una carrerita de cuando en cuando, algo de padel... y en plena forma. El tiempo de llegada fue de 1:40 h.

La bajada es escalofriante, y eso que volvieron por la parte fácil donde hay una carreterita que une con la carretera de Riogordo-Benamargosa, para luego apearse en el restaurante del camping de La Viñuela. Los escuálidos "paratos" de dos ruedas atraídos irresistiblemente por la fuerza de la gravedad alcanzan velocidades de vértigo mientras los talludos globeros haciendo decenas de posturitas inverosímiles (ahora con los “webos” en el cuadro, después con la barriga en el sillín), avanzan aplanados hacia el restaurante del camping para encontrarse con una deportiva fauna de: moteros, globeros y cuatreros (los de los quads).

Tras un frugal desayuno en el que destacó la frugalidad de las "tostás pa aceite" que eran del tamaño de una galleta Maria, nos dirigimos hacia Torre del Mar no sin antes volver a hacer mil pruebas de aerodinámica en la bajada alcanzando los 72 kph. En el Trapiche picha Alfonso con una piedra que esquiva Rafa sin dar tiempo a señalizar, pero en dos minutos ya estábamos en orden de marcha. Menuda suerte tuvo Alfonso de pinchar poquito a poco ya que en ese momento iban entre 45-47 km/h bien pegaditos.

La marcha estaba resultando rápida, en parte por la fogosidad de los globeros, y en mayor medida por los empujones del viento por detrás. Pero una vez llegados a Torre del Mar el grupo de globeros puso ganas y empató con el colaborante viento que al seguir soplando de cola sacaba velocidades de 40 km/h sostenidas sin titubeos.

El globerío andante estaba pletórico. Rafa y Alfonso se daban relevos sin perder brío a lo largo de la recta a kilometro. Pasado Condemor Rafa se pone las pilas y mete 45-46 km/h mientras Alfonso le anima ruidosamente a que metiera caña para pillar los 50 km/h. Éste responde y entran en meta con una velocidad punta de 54 km/h con Alfonso bastante sobrado seguido de Rafa algo más justito de “testiculina explosiva”.

Pasado el cruce de la autoría se comenta el lance para reconocer que con el viento de cola y dos humildes locomotoras se marcha de p.m. Algunos globeros dieron cuenta de ello por la N-340 al no pillar rebufo de los cicloaxarcos. La vuelta fue en 1:15 h, saliendo un total de 2:55 h para 81 km.

Mas tarde nos esperaba en el bar del simpático el bueno de Juan para concretar el calendario 2006. A pesar de que esta vez se optó por un avituallamiento completamente abstemio, el calendario salió subidito de tono en cuanto a duración y dureza de las etapas. Tambien hubo novedades, como el Puerto de la Gallina, la inédita Vuelta al Ruedo y El Torcal.

 

Cronistas: Alfonso y Rafa.

Grupo amigos ciclistas La Axarquía bicicleta carretera Rincón de la Victoria Torre del Mar Vélez Torre de Benagalbón