Escudo CicloAxarquía Colabora: olinet.es

Crónica

16-jul-2006

Moclinejo - El Borge - Benamargosa

“ El retorno "

Mañana de cohetes y bienvenidas con varias incorporaciones a los menesteres globeriles. El quinteto de hoy fue:

  • Juan
  • Pepe
  • Alfonso
  • Guille
  • Rafa

La subidita al K-4 parecía habérsele olvidado a más de un globero. Rampones y pupitas varias fueron narradas por el “Consejo de Seguridad Globera” en aras de que los chavales universitarios no rompieran la cadena sin necesidad cuando apretasen los piños.

Menos mal que la etapilla no era muy exigente, porque hasta llegar a la venta del Pilar estuvimos a punto de cambiar de apellido por uno mas corto que nos pesara menos. Se propuso volver por Vélez ya que las bartolas rebosaban el cultote, pero Juan se negó rotundamente y nos mandó a entrenar de lo lindo como estaba previsto.

Alfonso con un 27 y Guille con un 30 daban su reino por un piñón más gordo, y es que esta más que comprobado que a globero gordo ... ¡¡¡ PIÑÓN GORDÍSIMO !!!.Una vez superada “la pared” de la fuente de Moclinejo y tomándonos las cosas con mucha tranquilidad, al resto de los globeros no se les veía el pelo desde hacia ya tiempo. El paseito bajo un sol que ya empezaba a picar se hizo más soportable a pesar de la humillación de haber sido "empurados" en más de diez minutitos por el “super globero” Juan, quien ya cuenta con 61 tacos a sus espaldas, pero que visto desde atrás parece un “chavea” por su fina estampa. Pepe y Rafa hicieron también algún chascarrillo gracioso en el punto de agrupamiento, que fue en el K-44 justo cuando comienza la bajada hacia El Borge.

La subidilla hasta Cútar no se hizo pesada. Guille y Rafa escoltaban a Alfonso que no quería “maurar” más mientras los incombustibles Juan y Pepe marchaban a buen ritmo. A Pepe le va quedando menos hasta que se marche de vacaciones, así que entrena lo que puede para irse con buen sabor de “maure” y dejar la bandera española bien alta.

La bajada no tuvo novedad. Dulce paseo y merecido descanso para las dos subidas recién culminadas.

En Benamargosa nos pusimos “púos” de “pitufos” con aceite. Se ve que la camarera (que además de ser una señora, una dama y atentísima con nosotros) no vio la famosa serie de los muñequitos azules tan pequeños, así que en lugar de esos panecillos del tamaño de un... “pitufo”, nos trajo 3 platazos de aceite como si de sopa se tratara, y dos platos llenitos de “rebanás” bien “tostás”. Por supuesto, en dos tandas para que no se nos enfriara. Que maravillosa mujer.

Saliendo del bar un señor nos preguntó por la ruta y tal, pero además era el dueño de una Lambreta Li 150 (ya saben, esa monocilíndrica de 2 tiempos, carburada con Dell'Orto, 6,5 caballos, cambio de marchas de 4 en el puño izquierdo, rueda de repuesto tras el sillón en horizontal para poder colocar encima un saco de almendras, etc, etc, fabricada entre 1960 y 1966) restaurada como una joya; los padres de uno de los cronistas hicieron su viaje de novios en una como esa. Luego nos contó que tenía unas 20 más igual de relucientes de otras marcas y generaciones. Alfonso se lo pasó pipa ya que también es un manitas de la mecánica.

En el llano de vuelta a la sede, Rafa demostró su capacidad locomotora con viento atravesado. Esta vez sin relevos de Alfonso que iba detrás con el gancho puesto.

En Torre del Mar el viento estaba de frente en contra. Esta vez con relevos frecuentes. Pero el viento no asusta a los globeros y en la KK Juanito pegó el tirón para poner claro que sus 61 tacos no le privan de llevarse los puntos cuando quiera. Alfonso no aguantó el demarraje dejándose caer hasta ser alcanzado por el resto del grupo. Cuando pillamos a Juan olía a goma quemada... JEJEJEJE.

En el Coñuelo hubo algún amago de tirón, y en el “sprint del globero” un potente Rafa (por cierto, bañadito de crema solar del +50) se llevó los puntos seguido de Alfonso que esta vez pudo “in extremix” a un sonriente Juan que lleva muy a bien eso de ser abuelo.

El tiempo total fue de 2:55 h para 67 km a una media de 23,0 km/h. Menudo retorno. Mientras que cualquier globero se hubiera ido al llano a “platicar”, los de CicloAxarquía desayunan con un Moclinejo y luego un tentempié de 25 kilómetros contra el viento. Veremos el mes que viene...

 

Cronistas: Alfonso y Rafa.

Grupo amigos ciclistas La Axarquía bicicleta carretera Rincón de la Victoria Torre del Mar Vélez Torre de Benagalbón